Evita que tu empresa se vuelva zombie

20/02/2012. La cultura empresarial de la actualidad enfrenta riesgos como la apatía, el síndrome del burnout y el aburrimiento de los empleados generado por el alto estrés y por la alta de identidad corporativa.

Esto ha generado lo que Sydney Finkelstein, professor del Tuck School of Business en la Universidad de Dartmouth , ha llamado "empresas zombies", aquellas firmas que pese a tener  orgullo de la compañía, visión, lealtad, actitud positiva, se alejan de la realidad.

Según un artículo de Finkelstein para Forbes, estas empresas se encierran en el idealismo que han logrado al tener características positivas, por lo que son incapaces de remediar los problemas del día a día que estas características traen. Por ejemplo, sus empleados tienen tal orgullo de la empresa que no acepta la presencia de fallas o competidores.

Los negocios zombie exudan confianza en sí mismos e incluso pueden llegar a la arrogancia. De hecho, son compañías que están en peligro porque se muy bien y no adoptan estrategias e iniciativas contra las crisis hasta  que es demasiado tarde.

Existen varios modelos para contrarrestar los efectos secundarios de los valores corporativos que pueden generar una empresa zombie.
Protege tu empresa contra el orgullo corporativo

Una tendencia que debe evitar en tus empleados es que caigan en la autocomplacencia. Esta bien celebrar los logros y estar satisfecho con el trabajo, pero nunca se debe olvidar que toda compañía es perfectible. Bernie Marcus y Arthur Blank, fundadores de Home Depot, decían que el secreto del éxito de su compañía era saber que no eran tan listos y que había mucho por aprender.

Una buena táctica para evitar en la autocomplacencia es impulsar la competitividad dentro de la firma y estudiar las tácticas de la competencia y ver cómos e pueden adaptar a tu negocio.
Protege a tu empresa de su propia visión

Un problema de la visión empresarial es que después de que tuvo su momentum es muy dificl de cambiar. Los directivos deben preguntarse y preguntarle a su equipo constantemente porqué se hacen las cosas de cierta  manera.  Es decir, la visión nunca debe separarse de la realidad de la compañía.

Una manera para lograrlo es que los directivos le dediquen un tiempo a la semana para hablar con los clientes ya que esta es una de las mejores maneras para descubrir lo que una compañía está haciendo bien y lo que debe hacer de manera diferente.
Protege a tu empresa de su actitud positiva

Aunque una compañía esté pasando por un buen momento, nunca se sabe cuándo puede surgir un problema que por más mínimo que empiece pueda costarle la vida al negocio.

Para ello, es importante recompensar a los trabajadores que detecten problemas potenciales y así tomar las medidas necesarias para evitar que la situación se complique y mejorar el producto.
Protege a tu empresa del perfeccionismo

Las firmas perfeccionistas tienen miedo de cometer errores, y por lo tanto de crecer.   La mejor manera de aprender es a través de la experiencia por lo que  los ejecutivos deben dar el ejemplo y hablar abiertamente de sus errores.  Esto ayuda a incrementar la tolerancia y la responsabilidad por las acciones propias.

Cuando se abandonan las metas ideales y se trabaja para un objetivo realista se da oportunidad a la innovación y no se pierde lo que el mercado alrededor está logrando.

Finkelstein incluso dice que hay compañías que tienen "El error del mes" donde los equipos se reúnen para ver cuál fue el fallo que más le enseñó a la firma en los últimos 30 días.
Protege a tu empresa del trabajo en equipo

Es fundamental que una firma pueda trabajar de manera integrada y que sus empleados sean capaces de cooperar con otros miembros del equipo. Lo que se debe evitar es que la voz del individuo sea devorada por el colectivo a través de prácticas que busquen cuestionar, revisar y enriquecer la opinión imperante.

Fuente: altonivel.com.mx

Noticias Febrero 2012
Buscador de Empresas
Calendario de Eventos


Entre el

y el